Una barra de jabón viene a ser como el pan de molde: la primera rebanada y la última no se utilizan, pero si eres de los que no tiran nada igual las guardas para pan rallado. Eso mismo se hace con el jabón: echa en una caja la primera «rebanada» y la última, las tiritas que salen al biselar, la pastilla que se te ha roto porque has esperado demasiado para cortarlo y se desmorona como el parmesano…

Todos estos cachitos se tienen que curar igual que el jabón, y como probablemente mezclarás restos de diferentes barras, la fecha en que puedes empezar a usarlos es la fecha de la barra más reciente. Acuérdate de sacudir un poco la caja de vez en cuando para que todos los fragmentos queden expuestos al aire en un momento u otro, y ya está.

Una vez curados los restos de jabón, trocéalos bien y pon un par de puñados en un bote grande de cristal con tapa y termina de rellenar con agua hirviendo. Tapa sin enroscar y deja reposar hasta que el agua esté caliente, pero sin quemar ya. Cierra el bote y agita, o agita bien con el mango de una cuchara de madera. El jabón debería quedar disuelto en el agua. Si no, calienta el frasco (¡sin tapa!) en el microondas y repite la operación.

¿Para qué lo puedes utilizar? Como gel de baño o jabón líquido de manos, evidentemente, con la ventaja de que esos aceites esenciales que has ido aparcando porque no funcionan para el proceso en frío sí que aguantan bien en el jabón líquido ya hecho. Hay que agitar antes de usar, eso sí, y como no queda muy estético tener en la bañera un tarro de garbanzos reciclado es mejor que lo transfieras a un recipiente de plástico algo más cuqui.

¿Se puede utilizar para lavar los platos? Pues… sí, pero depende un poco. Piensa que las recetas suelen llevar sobreengrasado (superfat en Soapcalc), o sea, aceite extra que no se saponifica y sirve para que no te sientas como si te estuvieras lavando con jabón para la ropa. Ese sobreengrasado hace que el jabón no sea ideal para los platos, pero se puede utilizar, claro.

No lo he probado nunca con la ropa. Si alguien se anima, que avise.