No sé qué pronto me dio para hacer este jabón. A mí, que tengo alergia a todo lo que se venda como natural y ecológico… quiero decir, si quiero hacer jabón color naranja, pues me tiro a por el colorante naranja más cercano, no echo mano del cajón de las verduras. Así que, insisto, no sé qué pronto me dio, pero no es probable que se repita.

Los ríos de glicerina han vuelto. Y de qué manera. Antes de llevar la foto y la receta al consejo de los sabios aventuro que es por la temperatura. No la medí (debería), pero el molde se notaba caliente de narices. Y la temperatura la atribuyo a los azúcares de la zanahoria. Eso sí, el color, espectacular, y me sorprendió que la sosa no se lo cargara en absoluto.

También, vamos a decirlo todo, es el primer experimento de aceite de orujo de oliva, que cuesta poco más de la mitad que el aceite de oliva normalito. Es que se me terminó el aceite de oliva usado, y tú, da pena usar el bueno para esto. ¿Tendrá algo que ver el tipo de aceite con el Retorno de los Ríos? El consejo de sabios dirá.

La receta original, con abundantes cambios para adaptarla a los aceites que tenía y previamente pasada por Soapcalc para asegurarme de que no voy a volar el edificio, viene de Lovely Greens. Y, bien pensado, sí es posible que la repita, con la mezcla de sosa y los aceites a temperatura ambiente. Seguiremos informando.

Receta del jabón de zanahoria
  • 125 g de agua
  • 100 g de sosa caustica
  • 300 g de aceite de orujo de oliva
  • 200 g de aceite de coco
  • 40 g de aceite de ricino
  • 75 g de manteca
  • 1 par de zanahorias grandes (70 g de puré)
  • 1 cdta de aceite esencial de naranja
  • ½ cdta de caolín

(Obsérvese con qué alegría he cambiado los 123 g de agua que indica la receta por 125, y los 97’17 g de sosa por 100 g. No me digáis que no queda mucho más elegante, mucho más natural).

Lo primero es pelar las zanahorias y cocerlas hasta que sirvan para hacer puré. Puré nivel bebés, sin tropezones. De este puré vamos a necesitar 70 g, así que sobrará. Dáselo al bebé. El puré déjalo enfriar a base de bien.

Mezcla el aceite esencial de naranja con el caolín.

Luego, lo de siempre: añade la sosa al agua (la mitad del agua en cubitos de hielo) y disuelve. Aquí viene lo nuevo: añade el puré de zanahoria a la sosa. Aparte (claro) derrite los aceites sólidos y mezcla con los líquidos. Y no hagas como yo, espera a que todo esté a temperatura ambiente antes de mezclar, pero esta vez pasa la sosa-zanahoria por un colador, no vaya a ser que quede algún trocito de zanahoria y te haga un estropicio gordo en el jabón. Luego, batidora, y en el último momento la mezcla de aceite esencial de naranja y caolín. Al molde, envuelve y deja reposar 12 horas antes de cortar.

Qué hemos aprendido:

El caolín sirve para “fijar” el aceite esencial y que el aroma dure más. La próxima vez será cucharadita y media, que el aroma al día siguiente es muy sutil. Demasiado. Y sí, lo que dicen es cierto: algunos aceites esenciales acelera la traza. Este, por ejemplo, hasta el punto de que he hecho mi primer experimento con superficie no-lisa. Queda bonito, pero no es lo que buscaba esta vez. Así que, para el próximo intento, si lo hay, dejaré la mezcla de sosa-aceites simplemente emulsionada, y acabaré a mano después de añadir el aceite esencial.

Actualización: a los tres días no quedaba ni rastro el aroma a naranja. Ya había leído que los aceites esenciales de cítricos son muy volátiles, pero joder, esto ha sido visto y no visto. Olido y no olido. No sé yo si añadir más cantidad servirá de algo. Para mí que va a dar igual.

Actualización 2: El aceite esencial de naranja lo estoy añadiendo a gotitas a un jabón líquido para los platos que he hecho con una pastilla de mi primer y muy fallido jabón: se corta el jabón en trocitos pequeños, o directamente se ralla, se pone en un frasco como de medio litro y se cubre con agua hirviendo. Se tapa y se deja reposar. Hay que agitarlo antes de usarlo, pero oye, es Fairy gratis. Y ya te digo, con las gotitas de aceite esencial de naranja hasta huele bien. Menos mal, porque para el jabón este aceite como que no.

Jabón de zanahoria