Para nada. Googlead «line pour» en técnicas de jabones y veréis que no se parece en nada a esto. La técnica, que no era tan difícil, caray, consiste en tener el molde inclinado e ir añadiendo mezcla de jabón, alternando colores. Hay que hacer el vertido contra la pared del molde para que la mezcla «escurra». Se hacen un par de líneas de cada color, alternando (era mi plan) con el jabón blanco para que se distingan bien los colores. La inclinación del molde tiene que ir disminuyendo, claro, que si no se sale. Yo lo que hago es poner un trapo de cocina doblado en ocho a lo largo, cuando quiero bajar la inclinación lo dejo doblado en cuatro, y al final en dos. Cuando el molde está casi lleno se quita el trapo y se sigue con el mismo procedimiento.

Todo facilísimo. Es de primero de jabonería. Lo que pasa es que soy burra y nunca saco la batidora a tiempo. Esta vez, casi, pero tampoco.

Los colores, bien, gracias: repartí la mezcla de jabón en las proporciones que básicamente me vinieron en gana, añadí mica dispersada en aceite a dos de ellas: naranja por un lado y azul+rojo=violeta por otro, y removí bien con espátula. No soy idiota. No metí la batidora. Luego, aparté la mitad de la mezcla restante para dejarla de color natural, y a la otra mitad le añadí dióxido de titanio para hacerla blanca-blanca. Y aquí sí metí la batidora, porque al final resulta que sí soy idiota.

En fin, a la vista está el resultado. Imposible hacer un vertido con el blanco, demasiado espeso. No son líneas, pero tampoco quedan mal, ¿no? El truco, como de costumbre, es no explicar lo que buscabas, sino presentar el resultado final con cara de «¿a que me ha quedado genial?».

 

Como me sobraba mezcla de todos los colores (un año de estos calcularé la justa para cada proyecto) hice un «one pot wonder» como aquí. Básicamente, consiste en añadir todos los colores a la misma jarra y remover muy poquito, lo justo para que hagan dibujo. Con esto rellené unos cuantos moldes individuales, y lo dicho, tampoco está mal. A las pruebas me remito:

Eso amarillo que se ve en todas las fotos es caléndula seca. Huele muy bien. No la he utilizado para estos jabones, pero todo se andará. Mientras, que haga bonito.