Estoy últimamente lanzadísima con los moldes planos pequeños, que permiten experimentar con técnicas, fragancias o colores sin malgastar una tonelada de ingredientes. El último hallazgo, gracias al Soap Challenge Club, es el column pour, que viene a ser básicamente echar los diferentes colores no directamente sobre el molde, sino sobre un objeto situado en el centro (o varios situados en puntos estratégicos) para que vayan saliendo dibujos molones. Luego rematas con un palillo, claro, porque al sacar la columna queda un poco cochino todo.

El truco es la traza, para no variar: demasiado fina y los límites salen confusos. Demasiado gruesa y no hay vertido, la cosa no corre. La forma de la columna afecta, y he visto utilizar de todo: desde insertos de jabón a culos de botella de plástico. Yo probé con sombrillitas de papel. No hubo catástrofe, pero el resultado tampoco fue especialmente interesante. El elegido para el desafío fue el que ilustra esta entrada, pero no pensaréis que hice solo uno. Nopordiós. Esa no soy yo.

 

Jabón, primer intento

Primer intento. No está mal, pero los colores no tienen contraste y quedan un poco embarrados. Oh, y esos ríos de glicerina…

 

jabones meh

Aquí, los colores un poco más contrastados, pero tampoco me colmaron de gozo. Para colmo, la traza se disparó, y la soda ash no hubo manera de quitarla ni con lija. Aún se ven restos, y eso que dejé las pastillas como en la mitad.

Jabón chungo

Wrong in so many ways. Se me fue la mano cosa mala en el lactato de sodio y el jabón es más quebradizo que el parmesano. Para colmo, los aceites estaban fríos y hay puntos esteáricos por todas partes. Huele muy bien, eso sí.

Jabón de neón

Aquí, probando con colores tipo neón. Mola, pero igual hay que ir con más sosiego. O con gafas de sol.

Verdes, azules, violetas

Me gusta esta combinación de colores, pero la traza, ay, la traza…

Nota para mí misma: pordiós, Cristina, no apures hasta el último momento, que hay que cortar y alisar las pastillas, y con el jabón fresco salen calamidades.

Resumen: técnica para repetir, fácil y resultona.